Lo + Viral Cirugía de urgencia

Surfista fue golpeado por una tabla y le quedó un pedazo incrustado en el cráneo

Fue derivado de urgencia a cirugía. El golpe le produjo acumulación de sangre dentro del cráneo. Dijo que ahora usará un casco.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
04/12/2018 -

Una tomografía cerebral reveló la impactante lesión que había sufrido un surfista, al ser golpeado por la punta de una tabla, por lo que una parte le quedó incrustada en el cráneo.

El hombre de 45 años intentaba tomar una ola que viajaba a 10 a 18 km / hora (6.2 a 11.1 mph), en las costas de Sidney Australia, cuando una tabla perdida lo golpeó.

Esto causó que la tabla se rompiera y lo dejó con un pedazo de fibra de vidrio de 3x1x1cm que sobresalía de su cráneo.

El hombre fue llevado de urgencia a cirugía cuando las exploraciones revelaron que la sangre se estaba acumulando en su cerebro, que también se había comenzado a acumularse dentro del cráneo luego de la colisión.

Los doctores lograron sacar con éxito la pieza. Ahora está dispuesto a volver a las olas, pero de ahora en adelante usará un casco.

El hombre que no quiso ser identificado habló del accidente: "temprano en la mañana, estaba remando y, justo cuando estaba a punto de zambullirme bajo un poco de agua blanca, vi a otro surfista caer de una ola, aproximadamente a 10-15 metros por delante de mí. Debido a la distancia entre nosotros, no sentí ninguna sensación de peligro, pero a medida que subía de la zambullida, hubo un gran impacto en la parte superior, en el lado frontal derecho de mi cabeza. Cuando revisé la herida con mi mano, pude sentir algo duro y dentado" explicó.

Se las arregló para nadar de regreso a la costa, donde una ambulancia lo llevó a los hospitales de Northern Beaches, donde inicialmente fue clasificado como no urgente, según el relato publicado en el BMJ Case Reports.

"Me sentí bastante agitado, pero cuando al principio parecía que la herida solo necesitaba ser limpiada y suturada, empecé a relajarme", dijo.

Pero la disposición calmada del hombre no duró mucho, cuando una enfermera llamó a un médico y sugirió una tomografía cerebral.

"Cuando me llevaron a la sala de urgencias y me colocaron una cánula, un tubo delgado en una vena para administrar el medicamento y la insertaron en el brazo, supe que estaba en problemas", dijo.

La exploración reveló el pedazo de tabla de surf que sobresalía de su cráneo y mostró que estaba cerca del hueso.

También mostró que sufría de un hematoma subdural potencialmente mortal, que ocurre cuando la sangre se acumula entre el cráneo y la superficie del cerebro. Su órgano vital también se había desviado ligeramente de su línea central natural.

Al hombre se le administró el medicamento antiepiléptico para evitar que sufriera un ataque y fue llevado a cirugía.

"Para cuando me llevaron al quirófano unas pocas horas después, estaba aterrorizado y solo me decía que iba a estar bien", dijo.

Luego, el paciente se sometió a una craneotomía: cirugía para cortar una abertura en el cráneo y acceder al cerebro.

Los médicos retiraron la tabla de surf y una sección de 3x3cm del cráneo fracturado circundante para prevenir una infección mortal.

A esto le siguió una craneoplastia de titanio, que repara los defectos del cráneo utilizando placas de metal para reemplazar el hueso.

Con el éxito de la cirugía, los médicos inicialmente le administraron antibióticos por vía intravenosa debido a su alto riesgo de infección, pero luego cambiaron a formas orales de los medicamentos.

Aunque todavía está en recuperación, el hombre está dispuesto a volver al deporte que ama.

Dijo: "Tengo que esperar tres meses y luego lo intentaré de nuevo. Aunque llevaré un casco" aseguró.

La mayoría de las lesiones por el surf incluyen cortes, esguinces de cuello o espalda y fracturas de huesos, que se ven comúnmente en hospitales cerca de las playas, escribieron los autores del informe.

Advierten que el hombre tuvo un escape afortunado, ya que su condición podría empeorar mucho debido a que los médicos inicialmente subestimaron sus lesiones.

Los médicos creen que su caso resalta la importancia de los protectores para la cabeza, a pesar de que muchos surfistas piensan que los cascos son "locos".

Hacen referencia a un estudio realizado en 2005 por el Royal Melbourne Hospital, que sugería que solo el 38% de los surfistas consideran que el deporte tiene un riesgo moderado a alto de lesiones en la cabeza. Y solo el dos por ciento de los encuestados usaban casco protector con regularidad.


Dejanos tu comentario
Últimas noticias