Opinión y Actualidad Derecho Penal

El homicidio por placer y sus consecuencias legales

Desde el área de prensa del Poder Judicial explican el hecho en el que una persona mata sólo por la experiencia de cometer el hecho delictivo o la satisfacción que pudiera generar en el autor.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
14/02/2020 -

Se trata de un agravante del delito de homicidio, contemplado en el art. 80, inc. 4 del Código Penal, que establece que se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua al que matare por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión”. 

De tal manera, se toma en cuenta la circunstancia en que se cometió el hecho, los medios empleados para su realización, así como también otras circunstancias agravantes. 

Por tal motivo, si bien el delito de homicidio simple tiene una pena de 8 a 25 años, si de la investigación surge fehacientemente que los autores del hecho obraron por placer, se impondrá la condena más grave contemplada en la Ley Penal argentina, que es la de prisión o reclusión perpetua. 

Es decir, se hace referencia al placer de concretar el hecho y también la satisfacción de otra índole, que genere en el autor la consumación del crimen. 

No obstante, la imposición de este agravante del homicidio simple no es frecuente, en razón de tratarse de una experiencia emocional interna, para lo que resulta esencial la intervención de peritos en Psicología y Psiquiatría, a los efectos de aportar los elementos de prueba para determinarlo.

Últimas noticias